LONDRES: TODAVÍA LA CAPITAL DEL MUNDO

 

No importa cuántas veces vayas, Londres nunca deja de sorprender, con su tradición atemporal y al mismo tiempo justo en la vanguardia cuando se trata de arte, música y moda. El Imperio Británico puede ser apenas un recuerdo, pero Londres siempre se siente como la capital del arte durante siglos y sus museos y galerías gozan de un largo e interesante pasado –de igual forma, explorar lo que sucede hoy es de lo más vanguardista en décadas: nuevos enfoques curatoriales y temas controvertidos están sacudiendo el polvo a los museos clásicos como el Victoria and Albert, mientras que el Tate Modern sigue asombrando con su originalidad y espectacularidad.
Londres estimula la imaginación en cada ocasión.

ROMA: CIVITAS AETERNA

 

Roma es y siempre será la Ciudad Eterna –grandiosa, romántica, pero de alguna manera aún auténtica; un luminoso espectáculo de historia, arquitectura, increíble luz de sol y seductora vida nocturna. Además, habitada por algunas de las personas mejor vestidas y más sensuales del planeta. La primera vez que vayas, habrá mil lugares que visitar, iglesias a las que entrar, museos que conocer. Las siguientes visitas te deleitarán aún más, ya con menos prisa y más tiempo para dolce far niente –“la dicha de no hacer nada”– conforme te tardas en un desayuno en el jardín, paseas disfrutando de las mejores compras de vitrina, galerías y librerías de viejo, o simplemente te sientas a tomar café y conversar en una piazza donde los amigos se han reunido para tomar un descanso desde hace más de 2000 años. Cuando el sentimiento es eterno, ¿quién puede tener prisa?

 

FLORENCIA: ¿CÓMO LO HACEN?

 

Nos asombra que Florencia –una ciudad de menos de 400,000 habitantes– pueda ser tal metrópolis de todo lo que es civilizado, refinado y hermoso. Que sea la cuna de tanta gloriosa arquitectura, tanto arte que te roba el aliento y que cambió la historia. ¡Y cómo envidiamos la vida de los locales! Las compras sutiles pero exquisitas (de todo desde arte y papel fino hasta antigüedades y libros raros); paseos vespertinos con luz de sol; un café sin prisa o un coctel acompañado por una serenata de campanas de la catedral; el maravilloso campo toscano que está a una corta distancia; almuerzos deliciosos que duran más de media tarde. Es hora de mover Florencia de tu lista de lo que “debes hacer”
a lo que “debes vivir”.

AGENDA DE VIAJE PRIORITARIA: BERLÍN

 

¿Cuándo fue la última vez que visitaste Berlín? Necesitas volver. La ciudad está en su mejor momento, impulsada por una escena vanguardista e inspiradora de arte y arquitectura que simplemente no da tregua. La fantástica mezcla de lo viejo y lo nuevo ha sido engalanada, ¡la escena gastronómica es gloriosa!